El poder está en las palabras

Masaru Emoto es el nombre de un científico que se propuso el demostrar como un hecho científico el impacto que tienen las palabras en todo aquello que tenga vida, mayormente la del ser humano, el experimento fue tan simple que puede ser reproducido en casa de cualquiera de nosotros y consiste en colocar 3 frascos de cristal esto debido a que debe ser observable y medible el experimento, en estos frascos se coloca arroz blanco cocinado y posteriormente cada frasco recibe una etiqueta con un nombre: te odio, te amo e ignorarme, de esta manera sabrás como dirigirte a dos de ellos y al tercero pasarlo por alto.

El resultado del experimento antes mencionado arroja un arroz negro en el frasco que recibe todos los días y de manera continua frases de odio, no asi con el frasco de te amo el cual al recibir frases de amor se mantenía blanco y daba claras muestras de mantenerse en un mejor estado, por su parte el frasco de ignorarme siguió el curso natural que le correspondía género un poco de moho y se pudrió como correspondía. Pará ir más allá este científico explicaba que los seres humanos somos 70 por ciento agua y no sólo eso al poner las partículas en un microscopio se observaban una diferencia abismal pues las partículas negras tenían un aspecto desagradable, muy al contrario de las partículas del frasco al que se le dijeron bendiciones.

Quisiera manifestar la enseñanza que aparece en proverbios* pues entonces es claro que el autor de proverbios está hablando de algo real, comprobable las palabras de bendición y maldición hacen una gran diferencia en la vida de las personas, tienen un impacto, y el que más se escucha eres tu a ti mismo las palabras que hablas contra una persona regularmente las hablaras a sus espaldas y estas palabras te afectarán y maldeciran a ti mismo o todo lo contrario, porque tu eres quien estas escuchando estas palabras de odio. La invitación pues a que cambiemos nuestras palabras de maldición, por palabras de bendición.

*Pr 18:21: “La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s