Benignidad y bondad

Benignidad y Bondad

Introducción: La benignidad y La bondad van de la mano, una es una actitud y la otra son acciones.

La benignidad y su etimología latina de donde procede nuestra palabra en español significan de origen bueno, o nacido para el bien.

  1. Romanos 2:4 y Mateo 5:44-45 Benignidad
    1. ¿Cuál es la benignidad que según romanos Dios muestra? La benignidad que Dios es muestra es proveer la igualdad de condiciones, sin importar las acciones o conducta del ser humano, el mismo tiempo, el mismo clima, cada uno de nosotros decidimos que hacemos con eso. Algunos deciden capacitarse, esforzarse, trabajar por lo que desean y el hijo de Dios debería de hacerlo pues la palabra menciona en más de una ocasión que el pueblo que conoce a su Dios se esforzaría y actuaria, sin embargo en ocasiones los hijos de Dios esperar que simple y llanamente como por un acto de magia pase los exámenes y sea promovido en la vida y su trabajo. En realidad Dios no hace ninguna diferencia entre unos y otros, Dios provee las mismas condiciones y espera que cada quien tome decisiones sabias, el hijo de Dios debiera sopesar sus decisiones, pues estas tendrán consecuencias ciertamente no podemos esperar que nuestras negligencias sean emergencias para Dios, un control médico, una buena alimentación, hacer deporte, escoger a la persona con la que compartiremos el resto de nuestra vida basada en sabiduría y no en un enamoramiento ciego, alimentar el amor del matrimonio, educar a los hijos y no dejar su educación a un profesor o a el internet. No que sea mala la tv, el internet o el profesor, solo que YouTube es para entretenerse no para educarse y los profesores enseñan matemáticas y geografía, no principios bíblicos, morales, éticos y de valor para nuestra vida.
    1. ¿Cuál es el propósito de la benignidad? Producir arrepentimiento, generar en el ser humano el reconocer que Dios es bueno, generoso, paciente y amoroso
    1. ¿Cómo funciona entonces la benignidad para mí como fruto del Espíritu? De la misma manera que funciona la benignidad de Dios con el resto del mundo, el objetivo es producir arrepentimiento, igualmente nuestra actitud de benignidad sin importar las acciones del resto de las personas debería de producir en las personas arrepentimiento, no estoy diciendo que siempre será así, pero si digo que persigue el mismo objetivo y debemos recordar lo que dice romanos 2:4, que algunos menosprecian la benignidad de Dios, entonces no debería sorprendernos que también menosprecien la benignidad mostrada en nosotros por el Espíritu Santo
  1. La Bondad  (Proverbios 3:27-28) del griego que también traduce beneficencia, refiere a acciones desinteresadas, al compartir bienes materiales o inmateriales
    1. ¿Necesito el Espíritu Santo para ser bondadoso? Podríamos pensar que hay gente bondadosos sin ser hijo de Dios pero la verdad es que la supuesta bondad siempre persigue algún objetivo oculto, como el reconocimiento o el ser amado por esos actos, por lo tanto no son desinteresados, también podríamos apelar a que los incrédulos son bondadosos con sus hijos pero eso solo muestra que el ser humano mantiene la imagen de Dios como dice en un principio el génesis fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios, y aunque esto es cierto no debemos de olvidar que esa imagen fue dañada y distorsionada por el pecado, tan es así que unos capítulos más adelante se nos dice que Adán engendro a Set y este fue hecho a imagen y semejanza de Adán, ya no de Dios, por lo tanto la bondad hacia los hijos por parte de los no creyentes solo refleja un rasgo del carácter Divino y este distorsionado, en el libro del génesis 6:5 se nos dice que el pensamiento era de continuo el mal, y el salmo 51:5 nos dice que fuimos concebidos en maldad, por lo tanto no hay espacio para la bondad en nuestro corazón, al menos no de la manera más pura como si la hay por medio del fruto del Espíritu Santo.
    1. Los actos de bondad deben ser con todos aquellos con los que podamos y siempre que podamos en el libro de Mateo 5:46 y 47 la biblia dice que los incrédulos también aman a quienes los aman y son bondadosos con los suyos, esto nos demuestra que solo cuando la bondad va más allá de nuestro circulo intimo es cuando está realmente siendo ejecutada por el Espíritu, y para ampliar lo que estamos hablando el pasaje de Mateo nos dice que: cuando nosotros somos bondadosos es entonces cuando nos asemejamos más a nuestro Padre que está en los cielos y nos acerca a la perfección, que cosa más maravillosa, la bondad con nuestros semejantes nos asemeja a nuestro padre, la bondad nos hace perfectos que hermosa y maravillosa noticia.

Conclusión: La bondad y la benignidad van de la mano, guían al arrepentimiento a la gente y nos hace perfectos. Seamos más bondadosos y benignos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s