LA MANSEDUMBRE

Mateo 5:5

Introducción: ¿Que no es mansedumbre? Mansedumbre no es baja autoestima, caminar con la cabeza agachada, eso no es mansedumbre el termino puede sonar a alguien que puede dejarse manipular por todo el mundo. La mansedumbre nace de la piedad y la bondad, La mansedumbre es parte del fruto del Espíritu. Hay una Psicoterapeuta en Estados Unidos que dice que mansedumbre es debilidad y andar por la vida con la cabeza agachada.

  1. El adverbio griego (prautes) denota “una conducta que se manifiesta amigable, amable y apacible”. Es un adjetivo que se usa para describir, entre otras cosas, un medicamento que calma, una brisa suave, y un potro que ha sido domado. ¿Qué tienen en común estas imágenes? Todas describen gran poder bajo control. La mansedumbre es la sumisión al Señor, refrenando nuestro deseo natural a rebelarnos, pelear, salirnos ‘con la nuestra’, abrirnos camino o presentar resistencia.
    1. La mansedumbre es una fuerza bajo control, una persona mansa no es alguien de humor cambiante, una persona mansa tiene su fuerza bajo control, Los mansos no son débiles, todo lo contrario pues los débiles son orgullosos, son egoístas, los débiles son violentos. Así que la debilidad no tiene nada que ver con ser manso.Un caballo adiestrado, un caballo manso es tan fuerte como uno salvaje; pero reserva su fuerza para su amo. Nosotros somos fuertes pero reservamos nuestra fuerza para Dios.
    1. Recordemos que los frutos del Espíritu son aspectos del carácter Divino reflejados en el nuestro y aunque no serán perfectos, si deben ser parte de nuestro anhelo el parecernos más a Cristo y esto solo se lograra mediante el fruto del Espíritu. En base a este texto de esta bienaventuranza sobre los mansos, me gustaría comenzar comentando que a mí siempre me pareció curioso que Dios eligió a la tribu más fiera de las 12 tribus de Israel, incluso cuando Jacob se encuentra pronunciando bendiciones o profetizando sobre sus hijos él dice los siguiente de Levi:
  1. Dios toma hombres y mujeres fuertes, impetuosos, incluso podríamos llamarles salvajes y les pone bajo control
    1. Cuanto Cristo mismo estuvo en la tierra, su círculo íntimo, sus seguidores más cercanos eran gente fuerte, llamémosle violenta, Pedro el impulsivo y quien intentó matar al soldado, pero este al esquivarlo solo perdió una oreja es prueba de ello, también Juan y Jacobo los llamados hijos del trueno, llamados así por su temperamento quienes le dijeron a Jesús que si podían orar para que descendiera fuego del Cielo y consumieras unas comunidades que no los recibieron, incluso cuando Jesús les dice que si beberán de la copa y compartirían su bautismo con el ellos dijeron podemos, en ningún momento titubearon, eran hombres fieros los que escogió cristo pero los puso bajo control y dominio del Espíritu Santo.
    1. Ni que decir de la tribu que Dios escogió por sacerdotes en Genesis 49:5  Simeón y Leví son hermanos; Armas de iniquidad sus armas. En su consejo no entre mi alma, Ni mi espíritu se junte en su compañía. Porque en su furor mataron hombres, Y en su temeridad desjarretaron toros. Maldito su furor, que fue fiero; Y su ira, que fue dura. Yo los apartaré en Jacob, Y los esparciré en Israel. ¿Y porque pronuncia semejantes palabras? definitivamente los levitas fueron esparcidos entre las tribus de Israel, y definitivamente fueron los más fieros la biblia habla acerca de que Jacob tuvo una hija llamada Dina y fue violada, entonces Simeón y Levi tuvieron una gran idea, cuando el príncipe del pueblo que había violado a su hermana pidió casarse con ella, ellos les pidieron que se circuncidara todo el pueblo para poder emparentar con ellos, así que lo hicieron y ellos llegaron en el día de más dolor y acabaron con ese pueblo. Sin lugar a dudas ellos eran fieros, y si aún te quedan dudas vamos a leer Éxodo 32: 23  Porque me dijeron: Haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido. Y yo les respondí: ¿Quién tiene oro? Apartadlo. Y me lo dieron, y lo eché en el fuego, y salió este becerro. Y viendo Moisés que el pueblo estaba desenfrenado, porque Aarón lo había permitido, para vergüenza entre sus enemigos, se puso Moisés a la puerta del campamento, y dijo: ¿Quién está por Jehová? Júntese conmigo. Y se juntaron con él todos los hijos de Leví. Y él les dijo: Así ha dicho Jehová, el Dios de Israel: Poned cada uno su espada sobre su muslo; pasad y volved de puerta a puerta por el campamento, y matad cada uno a su hermano, y a su amigo, y a su pariente. Y los hijos de Leví lo hicieron conforme al dicho de Moisés; y cayeron del pueblo en aquel día como tres mil hombres. Entonces Moisés dijo: Hoy os habéis consagrado a Jehová, pues cada uno se ha consagrado en su hijo y en su hermano, para que él dé bendición hoy sobre vosotros. Los primeritos en desenvainar la espada fueron los levitas, ellos no eran débiles, todo lo contrario, eran fuertes, valientes, poderosos, pero todo eso fue puesto a control y disposición de su Dios. Los mansos heredaran la tierra, porque no son aquellos que son débiles, todo lo contrario son los poderosos, los que tienen la capacidad, la gallardía, el valor el temple, pero todo esto está a completa disposición de Dios.
    1. Los ejemplos sobras y el tiempo nos falta para hablar acerca de Saulo, Moisés, Elías.
  1. Aplicando la Mansedumbre a mi vida2Ti 2:24-25  Y el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino manso para con todos, apto para enseñar, sufrido; Que con mansedumbre instruya a los que resisten; por si quizá Dios les dé que se arrepientan, y conozcan la verdad; Reina Valera 1862

No debe ser contencioso sino manso; para con todos. Como ya vimos la mansedumbre es fuerza bajo control, no es contencioso, tenemos prohibido por Dios contender y algunos pueden pensar que esta lista es solo para los ministros porque la lista que se está presentando es para los líderes de la iglesia, pero no es así porque nuestro texto base dice que los mansos heredaran la tierra y tú y yo queremos heredar la tierra, y para eso necesitamos ser mansos y este pasaje nos está hablando de mansedumbre entonces aplica para todos y cada uno de nosotros, y dice que no seamos contenciosos sino mansos para con todos recuerdo en más de una ocasión escuchar a alguna persona de esas que no abren su biblia en meses, tal vez incluso en años querer explicarme un texto sacándolo por completo de contexto y piensan que están en lo correcto en muchas ocasiones cuando leo un pasaje completo como estas personas están acostumbradas a escuchar un pasaje aislado piensan que yo le estoy agregando, incluso han llegado a decirme que es mi opinión o mi manera de pensar cuando literalmente solo estoy leyendo el texto. Agradezco a Dios porque el Espíritu Santo está dando su fruto  en mi vida y he podido guardar silencio ante esos momentos, y aquí es donde les recuerdo que la mansedumbre es tener la misma fuerza que un salvaje pero tenerla bajo control. Podemos tener el conocimiento para despedazar a alguien a bibliasos pero la verdad sea dicha Dios no nos envió a eso. Encontramos en redes sociales a personas que creen que tienen la sana doctrina así se hacen llamar ellos, y siguen a ciertos pastores y los adoran, lo que esos pastores digan es la ley, le tienen más fe y tiene más peso las palabras de esos hombres que la misma palabra de Dios, ahí te va un consejo externo y fuera del tema de mansedumbre cuando una persona está de acuerdo al cien por ciento con un pastor que ni conoce en persona, solo lo sigue por redes sociales, lo más seguro es que esta persona esté en idolatría, no importa si el pastor es Guillermo Maldonado, Cash Luna que es de los que siempre hablan mal, o si es de los que siguen a Miguel Núñez o Paul Washer, si siempre están de acuerdo en todo con esos predicadores y citan a esos hombres a priori antes que la misma biblia estas personas tienen un grave problema de idolatría, no piensan por sí mismas y son solo títeres. Y es con este tipo de personas con las que hay que evitar contestar a cualquiera de sus afirmaciones puesto que solo pretenden contender, debemos ser mansos y dominar nuestra fuerza sabiendo que es innecesario usarla, por la razón principal de que estaría mal enfocada, nuestra motivación principal es predicar a Cristo, y ganar almas no ganar discusiones.

En conclusión la mansedumbre se traduce en sujetar nuestra voluntad, fuerza e ímpetu al Señor Jesucristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s