Una Navidad de contrastes

Lucas 2:8-12: “Esa noche había unos pastores en los campos cercanos, que estaban cuidando sus rebaños de ovejas. De repente, apareció entre ellos un ángel del Señor, y el resplandor de la gloria del Señor los rodeó. Los pastores estaban aterrados, pero el ángel los tranquilizó. «No tengan miedo —dijo—. Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente.¡El Salvador —sí, el Mesías, el Señor— ha nacido hoy en Belén, la ciudad de David! Y lo reconocerán por la siguiente señal: encontrarán a un niño envuelto en tiras de tela, acostado en un pesebre».”

Contrastes en Navidad
A La presencia de Dios
1) El terror que sintieron
2) La alegría que vaticinaban los ángeles

¿Por qué el ser humano tiene la tendencia de pensar en Dios y sentir miedo? La palabra que usa esta versión es: aterrados y parecían disfrutarlo. Vieron a los angeles y sabían que era una manifestación divina, la presencia de Dios acompañaba a tales seres celestiales, pero vieron al hijo de Dios envuelto en pañales y ninguno se arrodilló y le adoro.

La gracia tiende a ser menospreciada, aún ahora tenemos un gran círculo cristiano que se empeña en remarcar la santidad, eso es bellísimo, hablan de justicia eso es maravilloso, y todo eso es verdad, pero “La verdad sin amor es crueldad. El amor sin verdad es hipocresía” debemos tener cuidado de no menospreciar ninguna de las dos. Jesucristo nos ofrecía un absoluto equilibrio en esto amor y justicia. Jesucristo vino a cumplir con toda verdad y toda justicia. Jesucristo tomo sobre si la justicia que nos correspondía, el juicio justo e imparcial que nos tocaba, ese en el que todos sabemos que seriamos declarados culpables porque merecíamos la condenación eterna y es que aúnque en ocasiones clamamos por Justicia; la verdad es que no queremos Justicia, queremos GRACIA.

Los ángeles traían un mensaje impresionante que puede ser pasado por alto, ahí está puedes leerlo por ti mismo: No tengan miedo, les traigo buenas noticias, tan buenas que cambiaran su modo de relacionarse con Dios para siempre, ya no sentirán miedo, sentirán alegría, ya no oraran: Señor, ahora oraran Padre. Jesús cambio por completo nuestra relación con el cielo.

Desde el primer momento en que la humanidad pecó, encontramos en la biblia el mismo patrón. Dios busca al ser humano, nosotros nos escondemos por Dios, es que no podemos acercarnos a Dios así de fácil tiene que haber un mediador de por medio, Jesucristo es ese salvador, con Jesucristo se acabo el miedo, Jesús no es que pago una fianza es que el tomo nuestro lugar en la condenada, merecíamos el abandono de Dios, Jesús lo recibió sus palabras en la cruz Dios mío, Dios mío porque me has abandonado no dejan lugar a dudas.

Volveremos a leer el texto «No tengan miedo —dijo—. Les traigo buenas noticias que darán gran alegría a toda la gente. ¡El Salvador —sí, el Mesías, el Señor— ha nacido hoy en Belén, la ciudad de David! Estamos hablando de gracia porque no solo ya no tendríamos miedo, tenemos alegría. La misericordia detiene la condenación que nos tocaba, pero la gracia va mas allá nos da algo que no merecemos, Jesucristo quien es la autentica gracia de Dios Él nos ofrece perdón (Hebreos 8:12; Efesios 1:7), reconciliación (Colosenses 1:19-20), vida en abundancia (Juan 10:10), tesoro eterno (Lucas 12:33), su Espíritu Santo (Lucas 11:13), y un lugar en el cielo con Él algún día, (Juan 3:16-18) cuando aceptamos su oferta y depositamos nuestra fe en su sacrificio.

Si al acercarnos a Dios aun sentimos miedo, es posible que no estemos entendiendo el significado de la navidad, el significado del nacimiento de Cristo, cambio nuestra relación con Dios para siempre. ahora nos llenamos de alegría al escuchar la voz de Dios buscándonos.

Señales
1) El ángel y el coro celestial en el cielo
2) un niño durmiendo en pañales
3) Una señal no tiene porqué ser escandalosa, o llamativa, a veces puede pasar desapercibida

¿Por qué es que pensamos que una señal tiene que ser escandalosa? y es que los fariseos querían una señal, la gente quería señales y ¿Cuántos de nosotros hemos pedido una señal a Dios? El profeta Elias se encontraba en una cueva y mientras esperaba a Dios paso un huracán, un terremoto y un fuego, pero el profeta conocía bien a Dios y sabia que Dios no estaba ahí, la traducción lenguaje actual dice así 1 Reyes 19:12 Después del fuego se oyó el ruido delicado del silencio. ese maravilloso ruido del silencio fue lo mismo que escucharon estos pastores, entre ellos y a los padres del niño le decían entre murmullos, es que este niño es el salvador del mundo. María y Jose lo sabían, pero a pesar de eso ellos escucharon

¿Cómo podría un Dios así de humilde rechazarlos?
¿Cómo podría un Dios así de tranquilo causarles temor?
¿Hay alguna señal que por parecer simple estés ignorando?
Dios puede mostrarte su amor a través de la simplicidad de la sonrisa de tu hijo, de tu esposo, del saludo de un familiar o vecino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s